• Archivos

  • Conducción con el asiento en la postura adecuada

    No le damos la importancia que requiere, pero para conducir debemos llevar siempre una postura correcta, lo que implica la posición del asiento, distancia a los pedales y la posición de las manos en el volante. Por eso en Flycar vamos a hablar sobre ello.

    Lo primero que debemos ajustar al entrar en el coche es el asiento de tal manera que el cuerpo se encuentre a la distancia idónea de los pedales. Ni cerca ni lejos.La clave es que, al pisar el embrague hasta el fondo, nuestra pierna izquierda debe quedar completamente estirada. De esta manera evitaremos cansarnos tanto a la hora de conducir durante largos periodos de tiempo y podremos pisar los pedales con mayor facilidad.

    Si hablamos de altura, el asiento del conductor dependerá de la estatura de éste. De todos modos, siempre es mejor cuanto más baja mejor siempre que no se llegue a perder la visibilidad. Esto se debe a que, a menor altura, tendremos una mayor sensación de movimiento de la carrocería.

    En lo que a inclinación se refiere, la más adecuada es aquella que se encuentra en un término medio entre un respaldo reclinado y otro demasiado recto. En el primer caso derivaría en una pérdida de reacción de maniobras ya que los brazos se encuentran más alejados del volante. En el caso de un respaldo demasiado recto, nuestro cuerpo permanecerá en una tensión continua que producirá una fatiga más rápida.

    El último paso es ajustar el reposacabezas cuya función es amortiguar y reducir en la medida de lo posibles las lesiones del cuello en caso de accidente. Estará bien colocado cuando nuestro asiento este bien ajustado y mirando al frente nuestra cabeza entra casi en contacto con él. No debe existir demasiada distancia entre nuestra cabeza y el reposacabezas ya que las consecuencias de un choque serían mucho más graves.