• Archivos

  • Consejos para conducir de noche

    Con la llegada del otoño y el cambio horario, es bastante habitual que tengamos que conducir más tiempo con poca luz o incluso de noche.

    El 42% de los accidentes de tráfico se producen durante la noche, dato que apoya los riesgos que existen a la hora de circular durante este tramo del día debido a la disminución de la percepción visual. Además, la aparición del cansancio y fatiga también pueden jugar un papel fundamental.

    Por todo esto y más, en Flycar queremos daros una serie de consejos a cargo del Club de Automovilistas Europeos para la circulación nocturna:

    Reducción de velocidad. Debemos ser capaces de parar totalmente el vehículo en el campo de iluminación de los faros.

    Distancia de seguridad. Debe ser, como mínimo, de tres segundos con el vehículo precedente.

    Frecuencia de mirada a los retrovisores. Al menos cada diez segundos debemos realizar este proceso.

    Parar más a menudo. Descansar las piernas y limpiar bien los cristales del vehículo es clave para una conducción adecuada.

    Luces de cruce. Importante encenderlas al primer síntoma de escasa visión al atardecer, su correcta utilización también es un aspecto para tener en cuenta.

    Somnolencia y fatiga. Es importante descansar unos 20 minutos y también tomar algún café o bebida estimulante, así como alimento. Si el cansancio es muy alto, es recomendable dormir algo.

    Luces largas. Si es posible utilizarlas, debemos hacerlo en esas carreteras donde no exista posibilidad de deslumbrar a otros vehículos, utiliza las luces largas en lugar de las de cruce para aumentar el campo de visión.

    Luz de cuadro de instrumentos. Aunque parezca que no, a mayor luz en él, peor percepción del exterior tendremos.

    Toda precaución en conducción nocturna es poca, debemos tener en cuenta también la menor densidad de tráfico que provoca una mayor relajación en la conducción y en consecuencia una velocidad generalmente mas alta.