¿Eres de los que prefiere conducir de día o de noche? Cada una de las dos alternativas tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Conduciendo de noche, por ejemplo, se evitan más atascos y normalmente, la carretera está más vacía. Además, si vas a conducir durante muchas horas por la noche también aprovechas más el día para disfrutar de tu viaje. Esta semana te ofrecemos algunos consejos para conducir con seguridad por la noche:

– Si es posible viaja acompañado. Mientras hablas el trayecto se hace más ameno y más corto. De esta manera, irás más entretenido y conseguirás evitar el sueño y la fatiga.

– Tienes que descansar antes de comenzar tu viaje ya que si vas a estar conduciendo durante muchas horas, el cansancio, junto con la nocturnidad puede ser tu peor enemigo.

– Realiza paradas de vez en cuando, mantente hidratado bebiendo agua, o toma café para espabilar a tu sistema. Estas dos opciones también favorecen a las piernas, ya que de esta manera evitaremos calambres.

Respeta siempre los límites de velocidad. Aunque haya menos coches y gente en la carretera, puede aparecer algún altercado de repente, como un animal, y sin visibilidad podríamos no ser capaces de reaccionar.

Mira más frecuentemente los espejos. Es importante estar más atento a lo que ocurre en la carretera, ya que de noche nos puede engañar nuestra vista.

Comprueba siempre las luces antes de salir, ya que sobretodo de noche van a ser primordiales para nuestra seguridad.

Dentro del coche intenta llevar siempre una luz tenue. Esta será de ayuda para distinguir mejor lo que ocurre en el exterior.

No uses como guía las luces de otros vehículos, ya que lo que puede parecer una recta, podría ser una curva.

– Si sufres deslumbramientos de otros automóviles, aminora la velocidad y cierra el ojo izquierdo para dejar de ver los faros de los otros coches.

Share This

Llámanos: 963975000