En un momento en el que los incendios son los tristes protagonistas, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones si nos encontramos uno al volante.

Es difícil que en una vía principal nos encontremos esta circunstancia, no ocurre lo mismo en las carreteras secundarias.

Si nos encontramos con llamas alcanzando la carretera, es necesario tomar una serie de precauciones clave para seguir disfrutando de una conducción segura. En esta situación, el nerviosismo y peligro aumentan rápidamente.

Para situarnos mejor, debemos imaginar que circulamos por una carretera un día caluroso y seco. No podemos prever que haya ningún problema, pero de repente nos encontramos con un incendio cuyas llamas se encuentran peligrosamente cercanas a la carretera. El calor se incrementa y el coche comienza a convertirse en un horno. En este momento es importante recordar una serie de consejos:

  • No circular a favor del viento en caso de ver un incendio.
  • Encender las luces de emergencia para ser visto y avisar al resto.
  • Ir siempre bien preparado con el móvil cargado y agua.
  • En caso de tener que pararnos, mejor hacerlo en una zona ya quemada.
  • En caso extremo, es conveniente detener el coche en una zona segura, abandonar el vehículo y avisar a los servicios de emergencia.
  • Si se tiene que huir a pie, debemos alejarnos del frente del fuego por los lados en dirección opuesta al viento , es decir, en la dirección opuesta al avance del fuego y del humo o por un lateral.
Share This

Llámanos: 963975000