Como hacemos en Flycar, es importante someter nuestro vehículo a un continuo mantenimiento que, además de un buen funcionamiento, nos permita evitar grandes averías y costes a corto o largo plazo.

El no llevar a cabo un buen mantenimiento del coche o un despiste importante pueden derivar en un “golpe” importante al bolsillo e incluso terminar con la vida del vehículo. Por ello, vamos a dar unos consejos de que elementos debemos vigilar muy de carca:

Correa de distribución. Es una pieza que supone fuerte desembolso, pero si se rompe el gasto sería tres veces mayor. Se aconseja un cambio entre los 80.000 y los 120.000 kilómetros, o cada 5 años.

Agua en el depósito. Cuidado con este descuido que puede derivar en costes de hasta 3.000 euros. Debemos asegurarnos de tapar bien la tapa superior del depósito y que durante el repostaje no se cuele agua.

Líquido refrigerante. En caso de que el motor se quede sin él por no haber vigilado su nivel el motor se calentará en exceso y podría llegar incluso a romperse la culata.

Combustible equivocado. Parece una obviedad, pero ya se han dado casos, así que mejor prevenir que curar. Lo importante, si sucede, es darnos cuenta a tiempo para que un mecánico nos extraiga el combustible

Motor sin aceite o con exceso. Es un elemento vital para el motor ya que ayuda a soportar grandes esfuerzos mecánicos evitando roturas, fisuras o fundiciones por rozamiento por lo que mejor estar atento a sus niveles. …aunque cuidado, si la ausencia de aceite en el motor es algo malo, también lo es su exceso, ya que los cilindros podrían quedar salpicados y se quemaría más aceite de lo normal llegando a producirse un sobrecalentamiento y bloqueo del motor si el aceite se airea demasiado, mucho cuidado con este líquido.

×
Bienvenido a Flycar. ¿Necesitas ayuda? Háblanos por WhastApp
Share This

Llámanos: 963975000