Aunque parezca que no es importante, el color del humo del tubo de escape nos sirve como diagnóstico de los posibles problemas que puede estar teniendo nuestro vehículo. Dependiendo del color, puede tener un problema mecánico u otro, algunos de ellos implican un gran desembolso económico para su reparación. Azul, negro, blanco… Esta semana queremos hablaros del significado de cada color del humo del tubo de escape.

– Humo azul
Si vemos que el humo es de este color suele querer decir que el motor está quemando aceite en exceso. Esto se produce, normalmente, por un desgaste los sellos de la guía de las válvulas o los anillos del pistón.
Para evitar este problema conviene revisar el nivel de aceite con frecuencia y reparar las piezas defectuosas.

Otra posible razón de este color es un problema en el soplado del turbo, por lo que es recomendable sustituirlo o repararlo.

– Humo gris
Los problemas con este tipo de color son los más difíciles de diagnosticar. Como en el caso anterior, puede estar quemando aceite en exceso o significar un turbocompresor defectuoso. En este caso, hay que seguir las mismas medidas que con el humo azul.

Asimismo, también puede originarse humo gris por un atasco o mal funcionamiento del sistema PCV (sistema de ventilación positiva del cárter).

Si la válvula de PCV se ha atascado, pueden producirse fugas de aceite. Lo bueno de este problema es que estas válvulas son bastante baratas.

-Humo blanco

En el caso de que el humo tenga este color, tienes que fijarte en su densidad.

Si sale en pequeñas cantidades y es poco denso, no tienes que preocuparte, posiblemente debido a una acumulación de condensación normal en el sistema de escape y si continúas conduciendo, termina por desaparecer.

Si por el contrario, es denso y grueso, probablemente sea más grave y puede significar que se está quemando el líquido refrigerante del motor. Lo que puede conllevar un grave problema en la junta de la culata, en la culata, o una posible grieta en el bloque motor. Estos arreglos suelen ser bastante caros y si los ignoras pueden significar daños muy graves en el motor.

-Humo negro

Si el humo es de este color, es más fácil diagnosticar el problema. Significa que el motor está quemando mucho combustible. Esto puede ser producido por una posible deficiencia en el filtro de aire del motor, sensores de la inyección, inyectores y regulador de presión de combustible.

Lo mejor es llevarlo cuanto antes al taller para que el problema no se agrave.

Share This

Llámanos: 963975000