Como el dicho popular reza, más vale prevenir que curar. Lo primero que debemos tener en cuenta en estas fechas es prepararnos para condiciones potencialmente peligrosas en la conducción.

En el caso de conocer las previsiones de fuerte tormenta de nieve, debemos tener claro el no desplazarnos salvo casos de extrema necesidad, especialmente si no estamos familiarizados con conducir en condiciones invernales.

En el caso de tener que emprender el viaje es importante tener nuestro coche con un buen mantenimiento. Asegurarnos de que los recipientes de anticongelante y liquido para el limpiaparabrisas estén llenos. Las luces también deben funcionar correctamente y cambiar el aceite del motor.

Por supuesto es muy importante tener el depósito de nuestro vehículo lleno ya que no sabemos cuanto tiempo podemos tener que pasar en nuestro coche, siendo importante mantenernos calientes y que conductos de combustible no se congelen, así como la batería se mantenga cargada.

Las prioridades deben ser los suministros necesarios para proporcionarnos calor, líquidos y comida junto a elementos para capear la tormenta. Una hielera de paredes rígidas vendrá muy bien para almacenar comida y líquidos, así como una bandeja duradera de plástico duro para almacenar el resto de suministros.

Es importante también reunir una serie de elementos que nos permitan mantenernos calientes. Los periódicos, por ejemplo, permiten mantener el calor dentro del vehículo, así como llevar un juego de ropa por cada persona que viaje.

No debemos olvidarnos de las necesidades de agua y alimentos. Una persona debe consumir 2 litros de líquidos al día a pesar de que pueda sobrevivir hasta tres días sin ellos. La comida es el combustible del cuerpo, ya que suministra la energía necesaria para generar calor, de ahí que a más frío más comida. Hay que tener en cuenta que cada persona debe consumir como mínimo 3500 calorías al día.

En Flycar tenemos un amplio catálogo de vehículos segun tus necesidades, pero

Share This

Llámanos: 963975000