Con los años de crisis económica, uno de los efectos que ha venido marcado al sector del automóvil ha sido el impacto en los talleres de vehículos, los cuales han disminuido en la recepción de vehículos bien porque la gente alarga las revisiones lo más posible o, simplemente, recurre a algún amigo para las tareas más básicas. Una de las principales es el cambio de aceite.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la necesidad de realizar una revisión del aceite de modo visual, es decir, utilizando la varilla con el motor frio y así poder ver el estado del vehículo cada 3.000 kilómetros recorridos. Con ello es posible detectar cualquier posible pérdida de aceite o necesidad de rellenar el filtro.

Es importante destacar que en el momento de tener que rellenarlo, debemos de hacerlo con el mismo tipo con el que se llenó la anterior vez, evitando así posibles alteraciones en las propiedades del aceite.

Sea lo que sea, debemos tener claro que no se debe de alargar los plazos de cambio fijados para cada modelo y tipo de aceite, ya que un aceite en mal estado puede tener serias consecuencias para el motor, pudiendo dañar piezas que hagan que sea necesario cambiar todo el motor en conjunto.

Si hablamos en términos de kilómetros, los aceites minerales por lo general suelen tener una duración que ronda los 5.000 kilómetros, los semisintéticos unos 10.000 km mientras que si hablamos de puramente sintéticos podemos llegar a los 15.000 km. Más allá de estos números es importante cambiar este componente de forma anual sin tener en cuenta de forma estricta la cifra que indiquen las especificaciones del fabricante.

En Flycar, tenemos todos nuestros coches con un aceite de calidad y revisado, para que disfrutes de nuestros vehículos sin preocupación.

×
Bienvenido a Flycar. ¿Necesitas ayuda? Háblanos por WhastApp
Share This

Llámanos: 963975000