Es muy habitual la creencia de que un hábito, por habitual y abundante que sea es correcto, lo cual es un error. Hay un abanico de multas conocidas por todos y que intentamos evitar mientras que hay otras que, aun sabiéndolo, las repetimos de vez en cuando con el riesgo vital que puede conllevar y, por supuesto, la consiguiente multa.

Por otra parte, también existen otro buen número de acciones que directamente se desconoce su ilegalidad y por ello en Flycar vamos a nombrar algunas de las más frecuentes.

Comportamiento al volante.  Concienciarse de que beber y comer mientras circulamos puede suponer una multa de 200 euros y la retirada de dos puntos del carnet es cada vez más habitual. Lo que no todos saben es que distraerse hablando o discutiendo con el copiloto está castigado con 80 euros.
Otro aspecto a tener en cuenta es la postura en nuestra conducción. Hacerlo de manera incomoda o excesivamente relajada también puede acarrear multas. Llevar el brazo apoyado por fuera de la ventanilla puede suponer 80 euros, así como conducir sin camiseta, en chanclas, tacones o descalzo puede derivar en 200 euros de multa y dos puntos de carnet.

Respeta el silencio. Cada vez es más habitual ver tocar el claxon a conductores sin motivo o de manera continuada. Cabe recordar que esto puede suponer 80 euros de multa, misma cantidad que si llevas el volumen de la música demasiado alto lo cual en caso de reincidencia puede alcanzar hasta los 2000 euros. Recuerda, además, que aislarse dentro del vehículo con la música alta es muy peligroso ya que no escuchamos las señales y alarmas acústicas del exterior.

Bonito pero seguro. Cuidado con las pegatinas o vinilos que ponemos en nuestro coche. Un elemento estético sin homologar y que comprometa la visibilidad está castigado con 80 euros.

Recuerda esto, por tu seguridad y la de todos.

Share This

Llámanos: 963975000