Las vacaciones no serían vacaciones si no saliéramos de la rutina, de las mismas cuatro paredes, del mismo barrio y también, por qué no, del mismo coche.

Cambiar de vehículo nos hace sentir renovados. Pero no podemos cambiar de automóvil todos los años, por eso cada vez más personas eligen alquilar un coche durante el verano.

Cambiamos de rutina, y en otros casos, también conseguimos más independencia. ¿Independencia sin coche? Así es, podemos viajar en tren desde Madrid o Barcelona hasta algún municipio -supongamos Valencia-, y una vez en el destino, alquilar un coche para movernos por los alrededores.

Nos ahorramos el viaje pesado en carretera, y ya en el destino no nos limitamos a ir del hostal a la playa y de la playa al hostal. Recorremos hasta el último rincón, sin dejarnos nada pendiente.

Entre los que alquilan un vehículo en sus vacaciones, también eligen la opción del avión. Viajan más rápido, más lejos, disfrutan de más días libres y ya en destino se mueven en un vehículo como si estuviesen en su barrio. Al final conocen más lugares y de mejor manera.

Si vives en alguna gran ciudad, seguramente el metro o el autobús cumplen todas tus necesidades, en ese caso no necesitas comprar un coche. Además, poca gente se va de vacaciones sola, si vas en pareja o en grupo, el alquiler sale más rentable.

El mundo va evolucionando, cada vez preferimos tener menos posesiones por las que vivir pendientes de ellas, queremos menos hipotecas, menos cosas en el trastero y tener menos responsabilidades.

Por eso la idea de poseer un coche, y estar pendiente del cambio de aceite, de la revisión de la ITV, de las reparaciones, del seguro, solo dan dolores de cabeza.

El mundo está cambiando, las vacaciones están cambiando, y en Flycar cambiamos y nos adaptamos a ti.

Bienvenido a Flycar. ¿Necesitas ayuda? Háblanos por WhastApp
Powered by
Share This

Llámanos: 963975000